Suipacha 2224. 3000 Santa Fe

Cancer de piel

Cancer de piel

Carcinoma basocelular

Es el cáncer de piel más común. La exposición crónica a la luz solar es la causa principal de casi todos los carcinomas basocelulares que aparecen con mayor frecuencia en las partes expuestas del cuerpo: la cara, orejas, cuello, cuero cabelludo, hombros y espalda. No obstante, rara vez los tumores se desarrollan en zonas no expuestas.

No es un cáncer poco importante. Cuando son extirpados oportunamente, los carcinomas basocelulares se pueden tratar con facilidad en sus etapas iniciales. Sin embargo, cuanto más haya crecido el tumor, más extenso será el tratamiento. Aunque este cáncer de piel rara vez se expande o produce metástasis hacia los órganos vitales, a veces puede dañar el tejido circundante causando una destrucción y desfiguración considerable. Algunos carcinomas basocelulares son más agresivos que otros.

Cuando se extrae un pequeño cáncer de piel, la cicatriz es por lo general estéticamente aceptable. Si el tumor es muy grande, se puede utilizar un injerto de piel o colgajo para cubrir el defecto y facilitar al cicatrizar.


Tipos de tratamientos

Después del examen médico, el diagnóstico de carcinoma basocelular se confirma con una biopsia. En este procedimiento la piel se adormece primero con anestesia local, luego se extrae un trozo del tejido y se lo examina en el laboratorio con un microscopio para hacer un diagnóstico definitivo. Si se encuentran células tumorales, se requiere de un tratamiento. Afortunadamente existen diferentes métodos eficaces para erradicar el carcinoma basocelular. La elección del tratamiento depende del tipo de tumor, su tamaño, ubicación y profundidad de penetración, al igual que de la edad del paciente, su estado general de salud y el resultado cosmético probable del tratamiento.

La mayoría de las veces el tratamiento se puede realizar sin hospitalización. Por lo general, se utiliza anestesia local para los procedimientos quirúrgicos. Estos tratamientos producen un mínimo dolor o molestia, y rara vez se presenta algún malestar luego del tratamiento.

Escisión quirúrgica

Después de adormecer la zona con anestesia local, el médico utiliza un bisturí para extraer el tumor entero junto con un borde adicional de piel normal a su alrededor, como margen de seguridad. Luego, la zona se cierra con puntos y se envía el tejido escindido al laboratorio para su examen microscópico a fin de verificar que se hayan eliminado todas las células malignas.

Consejos para protegerse contra el cáncer de piel

Con una detección precoz y un tratamiento adecuado, el carcinoma basocelular puede ser curado en casi todos los casos. Pero la primera y mayor línea de defensa contra este cáncer y otros tipos de cáncer de piel es la prevención. De ahora en adelante, incorpore en su rutina de cuidados las siguientes medidas de seguridad respecto al sol:

• Busque la sombra, especialmente entre las 10:00 y las 16:00.

• Evite la quemadura solar.

• Evite el bronceado, y no utilice equipos de bronceado artificial.

• Si se expone al sol, vístase con prendas que lo protejan, incluso sombreros de ala ancha y gafas de sol con protección UV.

• Utilice un protector solar de amplio espectro con factor de protección solar (FPS) 15 o mayor.

• Aplique  protector solar por todas las partes expuestas de su cuerpo 30 minutos antes de cada exposición al sol. Reaplíquelo cada 2 horas o después de nadar o sudar mucho.

• Aleje del sol directo a los niños recién nacidos.

• Examine su piel desde la cabeza hasta los pies al menos una vez al mes.

• Visite a su médico dermatólogo cada año para realizar un examen completo de su piel.

Rodrigo Acevedo

Crugía Plástica y Cosmética - Láser